913 07 19 33     informacion@piscinas-lara.com     Portes Gratis a partir de 250€
913 07 19 33     informacion@piscinas-lara.com     Portes Gratis a partir de 250€
Close

Ventajas de las piscinas de acero

Ventajas de las piscinas de acero

Las piscinas de acero son una modalidad que no conocen muchas personas, como sí conocen las piscinas de obra. Éstas, son piscinas con un gran atractivo visual y con una durabilidad superior a las demás piscinas. Otra cualidad que tienen las piscinas de acero es que se adaptan a cualquier tipo de suelo. En este post hablaremos sobre esta piscina tan novedosa.

Hoy en día no necesitamos un gran jardín en nuestra casa para contar con una buena piscina en la que bañarnos en verano. La tecnología ha avanzado de forma que nuestra vida y nuestras costumbres son mucho más sencillas y accesibles. Gracias a la tecnología ha surgido un nuevo concepto de spa, piscina y zona wellness. Las piscinas de acero inoxidable pueden ser tanto rectangulares como ovaladas y pueden ser diseñadas a las medidas del terreno del que dispongamos.

¿Qué beneficios tiene una piscina de acero?

La primera ventaja es que la piscina de acero inoxidable apenas pesa y es muy versátil. Por lo tanto, si lo que deseas es colocar un spa, una piscina o un jacuzzi en la terraza de tu azotea o ático, puedes disponer de un pequeño oasis veraniego en tu casa. Es muy complicado construir o instalar una piscina tradicional en un espacio así, ya que puede requerir una construcción mucho más complicada e incluso un trabajo de ingeniería más complejo. El acero inoxidable es, además, muy ligero, por lo que, podremos instalarlo en una azotea perfectamente y con toda la seguridad.

La segunda ventaja de las piscinas de acero inoxidable es que podemos optar por una gran variedad de diseños y con una instalación de lo más sencilla. Además de resistente, el acero inoxidable es muy sencillo a la hora de instalar y tiene una gran versatilidad. La higiene de las piscinas inoxidables es mucho más sencilla de realizar y mantener, ya que, gracias a su falta de corrosión no tendremos una proliferación de bacterias. Esto se debe a que es un material con una baja porosidad. Las piscinas de hormigón tienen una gran porosidad y pueden albergar algas.

En cuanto a la sostenibilidad, las piscinas de acero inoxidables son las más ecológicas. El acero inoxidable es un material que podemos reciclar al 100% y también tiene una vida útil muy larga. Por lo tanto, la sostenibilidad es superior a otro tipo de piscinas. Por lo tanto, podremos tener una piscina con un impacto medioambiental mucho menor. Las piscinas de acero se estropean menos y no suelen presentar fugas de agua, por lo que, no gastaremos agua en exceso.

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

× Contáctanos