Tipos de hibernaciones en piscinas

Aunque la época para bañarse ya está comenzando y seguro que estarás preparando tu piscina para ello, conocer las diferentes técnicas de hibernación que existen es muy importante. Con la finalidad de mantener de forma correcta el estado perfecto de la piscina debemos realizar previamente un tratamiento del agua y un un buen filtrado de la piscina. Después tenemos que poner en marcha la hibernación y podemos contar con la técnica que mejor se adecúe a nuestra piscina y su entorno. En este post te explicaremos con detalle estas técnicas.

Hibernación total

La primera hibernación que debes conocer es la hibernación total. Cuando realizamos la hibernación total tenemos que tirar el agua de la piscina, ya que este tipo de hibernación supone paralizar por completo el mantenimiento y la filtración del agua. Primero tiraremos una parte en noviembre y después el restante en enero. Mientras tanto cubriremos la piscina, no sin antes echar un producto que impida el sulfato de cobre. Durante este período mantendremos la piscina cubierta.

La hibernación total es una hibernación perfecta si no queremos preocuparnos del mantenimiento. Es muy común en el caso de las segundas residencias con piscina. También es recomendable desechar el agua cuando vivimos en una zona de heladas y muy bajas temperaturas. Las heladas y las bajas temperaturas pueden estropear los revestimientos de la piscina, las tuberías y los sistemas de filtrado. Cuando realizamos esta hibernación en caso de heladas debemos tapar los skimmers y evitar a toda costa que el agua quede atascada en las tuberías.

Hibernación parcial

La hibernación parcial se realiza mediante una filtración de un par de horas diarias hasta la nueva época de baño. Mientras tanto podemos echar algo de cloro en pastillas para mantener el agua limpia y evitar que esta se ensucie, tenga bacterias o algas. Si lo que queremos es tener el agua de la piscina más o menos limpia durante todo el año es muy buena opción.

En este caso podemos parar la todos los equipos que se encargan del mantenimiento: equipos de sal, electrólisis salina, reguladores de pH, sondas de redox, etc. Solo dejaremos funcionar la bomba de agua de la piscina unas cuantas horas al día. La hibernación parcial también la podemos llamar hibernación activa. Durante la época del invierno iremos recogiendo las hojas y la suciedad y también podemos proteger el agua de esas impurezas con la ayuda de una cubierta. Durante las heladas debemos también cubrir los skimmers y evitar que el agua se quede en las tuberías, ya que si se congela pueden estropearlas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Contáctanos