¿Qué es una piscina con suelo móvil?

Todo el mundo desearía tener una piscina en su casa, aun cuando el jardín no dispone del espacio suficiente para colocarla y seguir disfrutando de algo de espacio para otras funciones. Hay muchas formas de disfrutar de un buen baño en verano aun cuando no tenemos suficiente espacio y una de las opciones es, por ejemplo, la piscina desmontable. Pero no siempre las piscinas desmontables resultan la mejor opción. También están las piscinas con suelo móvil. En este post hablaremos sobre cómo funcionan estas maravillas que parecen mágicas.

La piscina con suelo móvil es una piscina de obra que cuenta con una cubierta que se mueve pulsando un simple botón. Se trata de un suelo rígido y robusto, que tiene la fuerza suficiente de soportar bastante peso. Son un recurso muy interesante, ya que podemos hacerlo a la medida que queramos y del material que deseemos (el más habitual es la madera). Además, gracias a este tipo de cubierta tenemos muchas posibilidades y una de ellas es poder disfrutar de ese espacio que ocupa la piscina incluso en invierno, cuando no nos bañamos.

Las infinitas ventajas del suelo móvil

Es muy común que, por razones estéticas, la piscina desmontable no sea una buena opción para nosotros. Con la piscina con suelo móvil podemos presumir de tener la piscina de obra y además de este recurso tan novedoso e interesante que le da un toque especial a tu jardín. Otra ventaja es que no necesitaremos desmontar la piscina (como ocurre con la piscina desmontable) en los meses de frío cuando no utilizamos la piscina. Pero además de que no necesitaremos desmontar la piscina también conseguiremos un suelo resistente y con una estética que nos guste, que quede armoniosa con el estilo del resto de la casa y el jardín.

Además, cuando hacemos uso de la piscina con suelo móvil podemos aprovechar ese espacio que no utilizamos en absoluto en invierno. Podemos colocar una zona chill out de piscina, una zona de ocio, una mesa de ping pong, etc. Las posibilidades son infinitas. También podemos colocar una zona de juegos e incluso poner una mesa con sillas y una parrilla para invitar a amigos y familiares a un momento divertido en familia. Una buena barbacoa algo que suele apetecer mucho en invierno. Otra idea que podemos darte es que crees una pequeña zona infantil para que los niños jueguen en los meses de otoño e invierno. Por ejemplo, una cancha de futbol o baloncesto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Contáctanos