Para seguimiento de su pedido por favor enviar un mail a pedidos@piscinas-lara.com | El envío a Península tarda un mínimo de 5 a 7 días hábiles. Descartar

Cómo mantener tu piscina después del verano

Las piscinas están hechas para el verano. Llega el buen tiempo y nos apetece tomar el sol y darnos un buen baño. Por eso, es conveniente realizar un mantenimiento periódico, tanto en el invierno como en la época estival. De este modo, evitaremos la propagación de bacterias y tendremos unas aguas limpias y transparentes.

Mantenimiento de piscinas: limpiafondos

Uno de los aspectos que nunca debemos olvidar es la limpieza de las superficies del fondo y las paredes. Antes de ver algunos productos para piscinas, es conveniente considerar las dimensiones y la forma del recinto, si tienen escaleras o desniveles, ya que en función de estas características tenderemos que emplear un producto u otro.

Dentro de los limpiafondos se distinguen entre los eléctricos y los hidráulicos. Los eléctricos son autónomos y programables. Mediante la técnica del escaneo son capaces de realizar una limpieza completa y exhaustiva, comprobando en cada momento las partes de la piscina que aún restan por sanear. Los hay de diferentes clases: los que limpian el fondo, el fondo hasta la mitad de las paredes o el fondo hasta la línea de flotación.

En la categoría de productos para piscinas encontramos los limpiafondos hidráulicos que, a diferencia de los anteriores, solo se ocupan de la limpieza del fondo o de las paredes hasta la superficie de la piscina. Los hidráulicos se conectan al circuito de filtración, succionando el agua mediante una bomba mientras el filtro limpia las impurezas. Cuanta más potencia, mayor rendimiento. También podemos recurrir a la limpieza manual. En la tienda de piscinas podemos encontrar diversas herramientas como cepillos o mangueras que nos harán el trabajo más fácil.

Mantenimiento de piscinas: productos químicos

El tratamiento químico del agua de la piscina es uno de los mejores modos para garantizar su conservación e higiene. Para ello, es importante medir y ajustar cuando sea necesario el pH, que determina el grado de acidez. Es conveniente tenerlo en condiciones óptimas, ya que un nivel por debajo o por encima del estipulado, entre 7,2 y 7,6, podría provocar problemas en la piel o en los ojos. Dentro de los artículos para piscinas, disponemos de unas tiras analíticas, o bien de unos kits, que nos ayudarán a comprobar el nivel y garantizar la gradación recomendada.

Para mantener el agua libre de microorganismos, en condiciones óptimas para disfrutar de un baño sin peligro para la salud, suelen utilizarse ciertos productos químicos que aseguran una desinfección total y sin riesgos. El cloro, y sus diversos tipos, de acción lenta o de choque, es un modo eficaz de eliminar las bacterias. En los artículos para piscinas también encontramos el bromo, un oxidante muy agresivo con los virus y los hongos. A diferencia del cloro no genera olores ni produce irritación en los ojos. En la tienda de piscinas lo podemos encontrar en sus diversas formas de uso, bien en tabletas, pastillas o gel.

La piscina es uno de los mejores modos de divertirse y refrescarse en verano. Disfrutemos de ella sin riesgos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *