Para seguimiento de su pedido por favor enviar un mail a pedidos@piscinas-lara.com | El envío a Península tarda un mínimo de 5 a 7 días hábiles. Descartar

Cómo instalar un elevador de piscina

Instalar un elevador de piscina puede ayudar a que tu piscina sea mucho más accesible de lo que era antes. ¡Todos merecen poder divertirse en el agua en un día abrasador! Con la ola de calor actual que está afectando a toda España, pasar tiempo en la piscina es sin duda una de las mejores formas de refrescarse. Hoy, los expertos de Piscinas Lara explican cómo instalar un elevador de piscina para que los más mayores de la casa (y cualquier otra persona con problemas de movilidad) también puedan divertirse.

 

Escoge una ubicación para tu elevador de piscina

 

El primer factor en el que tendrás que pensar cuando vayas a instalar un elevador de piscina es dónde colocarlo. La parte de la piscina donde coloques el ascensor no debe ser demasiado profunda. En concreto, no más de un metro sería lo ideal.

No obstante, existe una excepción, que entra en juego cuando el lugar en el que vas a colocar el ascensor de piscina tiene una profundidad mayor de un metro (por ejemplo, si pretendes colocar más de un elevador y uno de ellos se ubicará en la parte más profunda de la piscina).

Además, el elevador también debe estar libre de cualquier obstáculo que pueda interferir con su funcionamiento, como corcheras, skimmers, luces y demás elementos similares.

 

Colocando el asiento del ascensor de piscina

 

El siguiente factor que deberás considerar es dónde se colocará el asiento del elevador. Debe estar al menos a medio metro del borde de la piscina. Además, debe haber al menos un metro de espacio libre delante y detrás del asiento. La pendiente de la plataforma de la piscina no puede exceder de 1:48, y debe haber una tracción adecuada para la silla de ruedas.

 

Ten en cuenta la profundidad

 

Después de eso, el siguiente paso es definir la profundidad de la silla una vez que esté sumergida. Debe ser capaz de sumergirse lo suficientemente profundo como para que el descenso sea agradable sin que se vuelva arriesgado. Por ejemplo, debe ser capaz de alcanzar al menos medio metro por debajo de la línea de flotación de la piscina; de lo contrario, no servirá de mucho.

 

Últimas consideraciones

 

Probablemente debas realizar una pequeña reforma para poder instalar correctamente el ascensor de piscina. Estos cambios facilitan la instalación y el uso del elevador de la piscina, pero no es algo que los propietarios deban intentar hacer por sí mismos, salvo que dispongan de experiencia haciendo reformas o se dediquen a ello profesionalmente.

Por lo demás, estamos muy orgullosos de que te hayas decidido a instalar un elevador para piscinas. ¡Las personas mayores y con problemas de movilidad también tienen derecho a refrescarse en verano!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *