Cómo cuidar muebles de exterior

Los muebles del exterior de nuestra vivienda, que decoran los espacios en los que nos gusta relajaros y descansar o comer y cenar con nuestra familia y amigos están expuestos a muchas inclemencias del medio ambiente. El material que escojamos para los muebles del exterior será fundamental y dependerá de nuestros gustos en decoración, pero también hay que tener en cuenta los factores del tiempo, la resistencia del material y su mantenimiento.

Como cuidar la madera

La madera es un elemento que aporta mucha belleza a los entornos de la casa, además de transmitir mucha calidez y un aspecto rústico. Hay muchos tipos de madera (de mejor y peor calidad, más caros o más económicos). Lo que recomendamos es escoger una madera dura y que sea impermeable, para aportarle algo más de resistencia. Algo que debes tener en cuenta siempre es que la madera es un material muy sensible a la humedad y al agua. Por lo tanto, cuando haya épocas de lluvia o humedad deberemos intentar cubrir estos muebles o incluso meterlos en casa.

Ante la exposición a la luz solar la madera también es sensible. Es por este motivo que, con el tiempo, notarás que se va destiñendo. Para arreglar este aspecto desgastado tendrás que lijar el mueble de madera y barnizarlo con un producto sintético o de poliuretano. Cuando la madera está demasiado estropeada o no se ha mantenido de forma adecuada podemos aplicar un poco de aceite de linaza y dejar que este penetre. También podemos aplicar un imprimador para sellar las fibras dañadas.

Fibras naturales

Materiales como el mimbre, el ratán o el bambú aportan esa naturalidad y tienen una funcionalidad muy decorativa, pero son demasiado delicados para utilizarlos en el exterior. Cuando las fibras naturales están expuestas al sol y al agua se pudren o resecan. Por lo tanto, el mimbre o el bambú son materiales que se recomiendan más para ponerlas en terrazas o porches con techo, por ejemplo. Además, es recomendable colocar los muebles construidos por este material en suelos sólidos y secos y limpiar a menudo estos muebles. También es una muy buena idea aplicar algo de barniz para mantener mejor esto muebles.

El mobiliario de metal

Los metales son materiales perfectos para el exterior y en términos generales, suelen ser bastante duraderos y resistentes. El aluminio es uno de los más resistentes y simplemente se recomienda pasarle un trapo una vez al mes para que la suciedad no haga costra y se acumule. El hierro, sin embargo, es más sensible. Debemos evitar que los muebles de hierro se oxiden. Para evitar esto se recomienda limpiar el hierro con agua, jabón y un trapo y posteriormente encerarlo con aceite mineral. De esta forma le daremos un aspecto muy bonito a los muebles.

La resina sintética

La resina sintética es el mejor material para tus muebles de exterior, ya que es el que más dura por su resistencia. El sol y la lluvia no daña estos materiales, sin embargo, no soportan el contacto con objetos muy calientes. Para mantener los muebles de resina recomendamos limpiarlos con agua, jabón y un trapo y dejarlos secar al sol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Contáctanos