¿Cómo calentar el agua de una piscina?

Desde luego que uno de los objetivos de los propietarios de una piscina privada consiste en conocer cuáles son los sistemas para calentar este espacio lleno de agua y que están englobados dentro de lo que son los accesorios para piscinas. Por diferentes motivos y que van desde disponer de una temperatura más cómoda para nuestro baño o como una estrategia para su mejor conservación y mantenimiento.

Calentador solar casero

Desde este planteamiento general, hay que incidir en que el sistema más sencillo y práctico de utilizar es el que parte desde nuestro propio diseño para que sea más asequible al presupuesto de las familias. Se trata al fin y al cabo de diseñar un calentador solar casero para lo cual será necesario un tramo de tubo que irá enrollado sobre una tabla. Como consecuencia de esta actuación, el efecto que se producirá es que se desviara cierta cantidad de agua hacia la espiral. Con lo que al final se conseguirá elevar la temperatura del agua de la piscina en torno a unos en unos 3º C o en unos 6º C en el día.

Otra solución realmente eficaz para conseguir estos objetivos tan deseados en la piscina de nuestra casa reside en la aplicación de anillos solares en la superficie de este recinto acuático. De forma que cubran buena parte de la piscina para que a los pocos minutos se vayan incrementando la temperatura sin otra clase de estrategias complementarias.

Colocar una manta térmica

Mientras que por otra parte, un método que siempre cumple con este cometido tan especial está ligado a la incorporación de una manta térmica sobre la superficie. Hay que colocarla unas horas antes de que se vaya a utilizar la piscina para que sus efectos sean los realmente deseados por los dueños de la casa o chalet. Además, hay que valorar de que este complemento debe estar ajustado a las medidas de este lugar de baño. No obstante, al ser confeccionado con plástico cabe el riesgo de que pueda desgastarse muy rápidamente y haya que sustituirlo por otra lona de similares características.

De todas formas, este sistema de calentamiento acuático tiene la gran ventaja de que al final puedes hacer decrecer la evaporación de agua y por tanto reducir los productos químicos que se ubican en las piscinas privadas.

Se trata de unos métodos muy fáciles de llevar a cabo y que en todos los casos permitirán que el agua ubicada en estos lugares sea más a cualquier hora del día en todas las estaciones del año. Con una eficacia que se podrá poner de manifiesto en muy pocos minutos siempre que las operaciones se llevan a cabo correctamente y con los productos o materiales indicados. Aunque siempre quedará el recurso de la instalación de calentadores que están destinados a este objetivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *