Cobertores de verano

A pesar de las temperaturas altas que existen en verano, en muchas ocasiones la piscina pierde su temperatura. Si queremos darnos un baño más relajante que refrescante, sin tener que calentar el agua, lo que debemos hacer es mantener las altas temperaturas que alcanza el agua, utilizando un cobertor especial de verano. Hoy en Piscinas Lara hablaremos de las ventajas de utilizar estos cobertores y como utilizarlos. También veremos otras opciones que puedes escoger para mejorar la temperatura del agua de tu piscina.

Durante las noches de verano el agua de la piscina se enfría un poco y si eres de los que te gusta que la temperatura del agua esté en un nivel normal de frescor, quizás te interese conservar esa temperatura mediante un cobertor de verano. Los cobertores de verano mantienen la temperatura del agua durante la noche pero también sirven para aumentar esa temperatura durante las horas de sol. El material del que están hechos los cobertores es polietileno al igual que las burbujas de aire que contienen dentro.

Las burbujas de aire de los cobertores de polietileno sirven para que el mismo pueda flotar, pero también funciona como una forma de aislamiento de la temperatura. Por lo tanto, gracias a estas burbujas de aire conseguirás que el agua de la piscina se mantenga más caliente. Además, al cubrir la piscina podrás disfrutar de un agua más limpia y libre de impurezas durante más tiempo. Con este cobertor, como podemos ver, conseguimos ahorrar agua (no hará falta cambiarla porque no se ensuciará) y ahorrar energía (no necesitaremos un calentador).

¿Cómo se utilizan?

Lo primero que te recomendamos es que durante el baño retires por completo la manta térmica para evitar roturas. Este tipo de manta técnica solo debe utilizarse durante la época de verano, ya que tiene su función especial, que es aumentar la temperatura del agua (entre 3 y 8º C) y no simplemente mantener el agua de la piscina limpia. Si quieres que el cobertor te dure más tiempo, retíralo durante la época de invierno o la temporada que no vayas a utilizarla para su función.

También te recomendamos que instales un enrollador. En nuestra tienda los hay de muchos tipos: para lonas, enrollador con soporte móvil, enrollador con corcheras móvil, o soporte fijo en acero inox (mucho más resistente al aire libre). Cualquier opción será buena para que el cobertor tenga una vida útil más larga. Con un enrollador será más fácil recoger o ponerla. Además estos enrolladores traen funda en muchas ocasiones y podrás utilizarla para proteger mejor la manta térmica.

Por último, otra ventaja que tendrás a la hora de utilizar un cobertor térmico es que el agua se evaporará en menor medida y por lo tanto, reducirás mucho gasto de agua, calefacción y productos para desinfectar la piscina. Además, el cobertor de verano suele ser reversible y tener dos caras. Una de las caras es anti rayos ultravioleta y la otra cara sirve para aislar la temperatura del agua. Lo que debes hacer a la hora de adquirirlo para que sea más eficaz con la temperatura es fijarte en su grosor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Contáctanos