Ahorrar agua es ahorrar dinero, ¡incluido en tu piscina!

El agua no es ilimitada ni hay un suministro infinito de ella en el mundo, especialmente en determinados lugares de nuestro país en los que las sequías se han vuelto cada vez más comunes y severas en los últimos años.

Si bien la mayoría de nosotros vivimos en zonas en las que un simple giro de la llave del grifo libera un flujo aparentemente ilimitado de agua, la realidad es que cada uno de nosotros deberíamos esforzarnos por conservar los recursos de nuestro planeta (y ya de paso también nuestro dinero, porque el agua no es gratis).

Casi cualquier piscina desperdicia una gran cantidad de agua de tres formas distintas: por evaporación, por fugas y por chapoteo. Hoy en Piscinas Lara, te explicamos cómo evitar este gasto de uno de nuestros recursos más preciados (en la medida de lo posible).

 

Evaporación

 

La evaporación, aunque silenciosa e invisible, afecta a todos y cada uno de los propietarios de piscinas (más en unas áreas que en otras, eso sí). Para que tengas una referencia, en una piscina privada de tamaño estándar, ni grande ni pequeña, suele evaporarse unos tres litros de agua cada semana.

No parece mucho, pero hablamos de un desperdicio de casi 150 litros al año. Ahora multiplica ese gasto por la cantidad de piscinas privadas que hay sólo en nuestro país y comprenderás la magnitud del problema de la evaporación.

La forma de evitar este desperdicio es adquirir una cubierta solar para tu piscina, que tape su superficie cuando no esté en uso y reduzca la cantidad de agua que se evapora como consecuencia del calor que desprenden los rayos del sol.

 

Fugas

 

Se estima que alrededor del treinta por ciento de las piscinas tienen fugas. La mayoría de ellas son pequeñas e imperceptibles, pero cada gota que escapa a través de ellas es una gota más que se desperdicia.

Para comprobar si tienes fugas en tu piscina, simplemente haz una marca que coincida con el nivel del agua actual de tu piscina. Vuelve a las 24 horas y si observas que el nivel ha caído significativamente, es probable que tengas una o varias fugas de las que deberías ocuparte cuanto antes. Eso sí, te recomendamos que delegues esta tarea en profesionales cualificados.

 

Chapoteo

 

Chapoteo es igual a diversión, o lo que es lo mismo, si tus amigos y familiares chapotean en tu piscina probablemente es porque lo están pasando en grande. No obstante, de las tres causas de desperdicio de agua que hoy explicamos esta es la que puede ser más importante.

Todo un día de juegos de piscina suena muy tentador para tus hijos y sus amigos, pero si cada día de verano observas agua saliendo de la piscina cada dos por tres, la evaporación o las fugas no son lo que debería preocuparte.

Unas sencillas normas de uso junto con un socorrista o una persona que vigile que no se salpique más agua de lo razonable pueden ayudar a solventar el problema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *