Acequias decorativas para el jardín de tu piscina

El agua, la gran protagonista de nuestras vidas. Las acequias han sido, a lo largo de nuestras vidas, un elemento muy importante y se ha conceptuado desde varios puntos de vista. Por una parte, las acequias se han utilizado desde el más simple punto de vista práctico y funcional. Por otra parte, las acequias se han utilizado como un elemento decorativo y estético para embellecer lugares. Hoy hablaremos de las acequias decorativas y los usos que se les da en las distintas culturas.

Hoy en día este concepto de acequia que embellece y transmite naturaleza, se ha perdido. En nuestro mundo moderno las acequias son tuberías ocultas bajo el suelo. El mundo musulmán ha hecho posible el sistema hidráulico capaz de distribuir el agua a las localidades, a través de las acequias. De esta forma, la población tenía suministro de agua de forma fácil y muy eficaz. Su aportación ha sido muy importante y ha perdurado hasta nuestros días. Los musulmanes utilizaron las acequias con un sentido decorativo también, cosa que también hemos adoptado nosotros actualmente

Hoy en día las acequias tienen una función decorativa y nosotros podemos aplicarlas también en nuestros jardines. Una idea muy buena es crear pequeños recuadros de depósitos de agua por donde pueda circular. No se trata de realizar balsas o estanques, sino de construir un movimiento de agua fluida, ligera y limpia. Podemos darles tres líneas estilísticas: cásico, vanguardista o naturalista. Para darle un toque original y llamativo a la acequia podemos decorarla con varias fuentes pequeñas que hagan posible la circulación del agua. La acequia es un vaso con un circuito de agua cerrado, por lo que, necesitaremos alguna fuente.

Tipos de acequias decorativas para tu piscina

Algo muy común son las acequias alargadas y con pequeñas fuentes distribuidas a lo largo, que expulsan agua hacia arriba. De esta forma conseguimos una belleza visual y sonora. Si queremos añadir un toque atractivo extra podemos añadir a las fuentes que expulsan agua un sistema de iluminación. Si disponemos de menos espacio, podemos crear una acequia cuadrada y en vez de fuentes, colocar cascadas que viertan agua en el vaso. El efecto sonoro del agua es muy importante en una acequia, ya que de esta manera conseguiremos esa sensación de fluidez del agua.

Si hay un elemento que casa a la perfección con el agua, son las plantas y la naturaleza. Un jardín da un toque decorativo muy especial a la acequia. Podemos tanto optar por colocar plantas alrededor, como colocar plantas interiores dentro de la misma agua. Así conseguiremos un efecto natural muy bello. Si conseguimos que las plantas del interior de la acequia crezcan un poco y floten y sobresalgan por encima del agua, más estético aún.

También podemos utilizar otros elementos naturales para decorar, como, por ejemplo, las piedras. Tanto si optamos por un revestimiento de piedra en una acequia alta como si tenemos una acequia más baja y colocamos las piedras alrededor, conseguiremos un efecto muy especial. De esta manera podemos crear un paisajismo muy interesante y relajante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Contáctanos