5 Errores de mantenimiento de piscinas que debes evitar

Cometer errores en lo que al mantenimiento de tu piscina respecta engloba un sinfín de posibilidades, desde tropezar con un rastrillo hasta descubrir que están creciendo algas en una esquina. No te preocupes, sabemos que nadie es perfecto. Por eso hoy te mostramos 5 errores de mantenimiento de piscina que a partir de ahora deberías evitar.

 

Realizar un tratamiento de choque directamente en el agua de la piscina

 

El químico que llamamos tratamiento de choque es básicamente cloro concentrado, capaz de eliminar cualquier cosa que haya en tu piscina. Así que antes de echar el cloro del tratamiento de choque en la piscina, disuélvelo en un cubo de agua. Esto permitirá que el cloro se disperse de forma más uniforme en el agua, protegiendo el revestimiento, las paredes y el suelo.

 

No cepillar tu piscina

 

Ya sabes lo importante que es aspirar tu piscina regularmente para evitar que la suciedad se acumule en el fondo, pero eso no significa que puedas librarte de cepillar las paredes y el suelo.

Cepillar antes de aspirar te permitirá en primer lugar eliminar la suciedad incrustada para posteriormente eliminarla del agua aspirando. Te recomendamos que cepilles con especial dedicación las zonas ubicadas detrás de las escaleras, los escalones, la línea del agua y las esquinas.

 

Usar un robot limpiafondos automático cuando tienes un problema de algas

 

Aunque pueda ser tentador probar tu robot limpiafondos cuando descubres que han aparecido algas en tu piscina, este tipo de dispositivos no son capaces de eliminarlas. Sí, empujarán las algas y otros desechos hacia arriba, pero eso no será más que un tour turístico gratis por tu piscina para las algas, que volverán a reposar en otros lugares poco después.

Asegúrate de ocuparte de tu problema de algas antes de volver a tu rutina de mantenimiento habitual con robot limpiafondos.

 

Ignorar los niveles de pH y alcalinidad

 

Un pH bajo indica acidez, mientras que uno alto es un síntoma de alcalinidad. Demasiado de cualquiera de ellos es una mala noticia. Realiza un test de pH y alcalinidad regularmente en tu piscina para descubrir lo antes posible un desequilibrio en el nivel de pH y toma las medidas necesarias para volver a ponerlo bajo control antes de que sea demasiado tarde.

El agua ácida brilla y parece, a primera vista, ser prístina y pura. Pero como ocurre con muchas cosas, las apariencias engañan.

 

Realizar un tratamiento de choque de tu piscina durante el día

 

El cloro en el agua de la piscina se adhiere a las partículas que conforman la suciedad, dejando atrás en el proceso compuestos químicos llamados cloraminas. En alta cantidad, las cloraminas irritan los ojos y la piel, por lo que es importante controlar que el nivel de cloraminas se encuentre entorno a las 13ppm (partes por millón).

Los tratamientos de choque ayudan a eliminar las cloraminas y permiten que el cloro de tu piscina se mantenga en equilibrio, pero si realizas el choque durante el día, el sol quemará 1 ppm cada hora, reduciendo la eficiencia de tus químicos y desperdiciando tu dinero.

Te recomendamos que siempre lleves a cabo los tratamientos de choque que sean necesarios por la noche, cada dos semanas como máximo.

Esperamos que aprender sobre estos errores de mantenimiento de piscinas te ayude a mantener tu piscina más segura, limpia y funcionando de manera eficiente con menos desorden y frustración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *