4 Consejos de mantenimiento de piscinas que debes conocer

La idea de tener una piscina privada siempre será increíblemente glamurosa. Es tentador dedicarse a celebrar fiestas de fin de semana en verano, pasar largas tardes descansando en una hamaca mientras consigues ese bronceado perfecto o ver cómo tus niños se entretienen en el agua mientras haces una barbacoa.

Pero en esos sueños a menudo se olvida que una piscina requiere de un mantenimiento apropiado si no deseas que tu agua se vuelva verde, se convierta en una fuente de bacterias y hongos o incluso algo peor. Así que hoy en Piscinas Lara vamos a ofrecerte cuatro consejos de mantenimiento de piscinas que debes tener en cuenta tanto si ya tienes la piscina de tus sueños como si aún está sin tachar en tu lista.

 

La limpieza no tiene por qué ser un tedioso problema

 

Quitar las hojas y los residuos superficiales del agua de tu piscina es una de las labores más obvias que probablemente deberás hacer, pero si deseas desentenderte de limpiar tu piscina diariamente, adquirir un robot limpiafondos automático sin duda es una buena inversión.

 

La piscina necesita unos niveles químicos adecuados

 

Los químicos son probablemente uno de los elementos más importantes del mantenimiento de tu piscina. El agua mal equilibrada se ve turbia, irrita la piel y los ojos y puede hacer que tu piscina se convierta en una sopa de bacterias. Lo ideal es que hagas un test del agua una vez por semana, en el que analices:

 

  • Sus niveles de ácido cianúrico.
  • El cloro libre.
  • La acidez y la alcalinidad, también conocidas como nivel de pH.
  • La alcalinidad total.
  • La dureza del calcio.

 

No tengas miedo de hacer un tratamiento de choque si es necesario

 

Después de unos días de intenso rodaje, tu piscina probablemente se vea algo turbia. ¿Qué hacer en estos casos? Un tratamiento de choque, que básicamente consiste en elevar drásticamente los niveles de cloro durante un corto período de tiempo para matar las bacterias. Se hace diluyendo de tres a cinco veces la cantidad normal de cloro u otro desinfectante químico con agua, mezclándolo lentamente en la línea de retorno de la piscina dejando que se filtre y luego rellenando la piscina lentamente con agua.

 

No descuides el nivel del agua

 

Tan importante como el equilibrio químico del agua de tu piscina es el nivel del agua, que tiende a fluctuar de forma natural después de una fuerte tormenta o una movida tarde en la que has celebrado el cumpleaños de tu hijo en el jardín.

Lo ideal es mantener el nivel del agua para que esté a mitad de la apertura de tu skimmer. Si el nivel es demasiado bajo, simplemente coge la manguera y agrega la cantidad de agua que sea necesaria. Si el nivel es demasiado alto, deberás drenar el exceso (bien alquilando una bomba de agua o consultando a nuestros expertos en Piscinas Lara).

 

¿Te han resultado interesantes estos consejos? Hay otros muchos consejos de mantenimiento de piscinas que podemos ofrecerte, ¡descúbrelos en el resto de artículos de nuestro blog!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *