Tuberías y caudal de agua

Como ya hemos dicho en muchas ocasiones, la mejor época para construir tu piscina es el invierno. Y si ya te has puesto manos a la obra, seguro que te has enfrentado a algunas dudas como por ejemplo las dimensiones que deberían tener las tuberías de la instalación. En este post te echaremos una mano para que tu piscina tenga una instalación perfecta y a su medida.

Las medidas de las tuberías de la piscina son esenciales para que la instalación tenga el flujo de agua suficiente. En el caso de las piscinas grandes, si no colocamos los elementos de las tuberías de forma correcta, el agua no alcanzará la calidad suficiente, ya que el sistema de filtrado no funcionará bien. A la hora de seleccionar las tuberías es muy importante distinguir entre las mangueras flotantes y los tubos de PVC.

Mangueras flotantes y tuberías de PVC

Las mangueras flotantes tienen unas ranuras de unos 32 mm de diámetro y están hechas para instalaciones sobre el suelo, ya que bajo tierra se podría dañar. Las mangueras flotantes enterradas se dañan habitualmente porque no son capaces de aguantar la presión del agua. Si lo que queremos es colocar las mangueras flotantes bajo tierra, deberemos hacerlo utilizando un tubo vacío de PVC que tenga rigidez y no se estropee.

Otro motivo por el que deberías hacer esto es porque en invierno, en algunas zonas más frías de España, las tuberías podrían romperse a causa de una congelación. Las mangueras suelen acumular agua residual y esta agua en invierno se congela, por lo que se podrían producir congelaciones y por ende, roturas y fugas de agua. Por lo tanto, es necesario un material sólido como el PVC con unas medidas de 50 mm o 63 mm de diámetro.

Las tuberías de PVC es muy recomendable colocarlas en un lecho de arena, sin piedras, creando un terraplenado. Además, lo recomendable es colocar estos tubos en una profundidad suficiente para evitar las heladas. Otro consejo muy importante es que los tubos estén colocados cerca de los desagües. A la hora de instalar las mangueras hay que tener especial cuidado con no cruzarlas ni apilarlas, sobre todo a la hora de instalar la terraza.

Por último, una recomendación importante es que, a la hora de diseñar la posición de los conductos, estos no pasen por encima de los soportes de la piscina, o sobre espacios vacíos. También es muy importante no doblar son conductos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Contáctanos