913 07 19 33     informacion@piscinas-lara.com     Portes Gratis a partir de 250€
913 07 19 33     informacion@piscinas-lara.com     Portes Gratis a partir de 250€
Close

Sol, vitamina D y salud. Como disfrutar de la piscina con salud

Sol, vitamina D y salud. Como disfrutar de la piscina con salud

Llega el verano, las vacaciones y las olas de calor y para que la diversión nunca falte debemos seguir una serie de medidas para que el sol y las temperaturas altas no nos afecten. Las temperaturas altas sacuden todo el país cada año y es muy importante que sigas una serie de consejos que te daremos a continuación para que las vacaciones sean perfectas.

Algo muy habitual en las vacaciones de verano son los cortes de digestión. Este es uno de los temores que tienen sobre todo las madres, que a menudo prohíben a sus hijos bañarse en la piscina habiendo comido recientemente. En muchas ocasiones las personas pueden pensar que este es un mito y que no pasa nada, no obstante, realmente sí que deberíamos tener cuidado con el cambio brusco de temperatura que ocurre cuando nos metemos en la piscina con el estómago lleno después de haber tomado el sol. Los síntomas de un corte de digestión pueden ser las náuseas y los mareos, pero podemos llegar hasta a perder el conocimiento.

Otro de los problemas con los que debemos tener cuidado es que cuando comemos, gran parte de la sangre se encuentra en la labor de hacer la digestión, habiendo menos cantidad de sangre en el cerebro. Si el niño ha comido a 40º C de temperatura y se tira al agua, estos síntomas pueden empeorar. No obstante, también es un riesgo que el niño juegue, corra y salte a grandes temperaturas sin que haya comido nada. Lo que queremos decir con esto es que reduciremos el riesgo si después de comer el niño se mete poco a poco en el agua teniendo especial cuidado a la hora de sumergir la parte del estómago y la cabeza en el agua.

Uno de los riesgos a los que nos exponemos a la hora de bañarnos en la piscina en verano es a la orina que puede haber en el agua. Aunque es muy habitual que las personas hagan esto en la piscina, ya que pueden pensar que el cloro lo elimina, realmente puede ser un hábito peligroso, ya que cuando hacemos esto ocurre una reacción peligrosa debido a los fluidos que dejamos en el agua y el cloro. Se trata de la tricloramina o el cloruro de cianógeno, un compuesto químico que puede afectar el corazón, los pulmones e incluso el sistema nervioso.

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

× Contáctanos