Recomendaciones para nadar en piscinas públicas

Nadar es de los ejercicios más completos que se pueden realizar. Por eso, a pesar del mal tiempo, hay personas a la que les gusta seguir disfrutando de una buena rutina de natación. Para ello una piscina climatizada es lo mejor. Piscinas Lara tiene algunos consejos para darte si vas a apuntarte a la piscina municipal de tu pueblo o ciudad.

Cómo nadar en una piscina pública

Si es la primera vez que vas a nadar en una piscina pública hay algunas normas escritas y no escritas que debes tener en cuenta. La primera norma que queremos darte a conocer es que en las piscinas de natación se nada al igual que se conduce. La ida es por la derecha y la vuelta por la izquierda. Aunque solo haya dos nadadores ese carril, lo mejor es seguir esas normas ya que si se suma otro nadador a ese carril sin que te des cuenta es posible que surja un accidente.

Encuentra tu calle

Lo segundo que debes hacer es analizar las calles antes de sumergirte en alguna. En todas las piscinas públicas hay calles en las que se nada rápido y calles para nadadores más lentos. Mira el nivel de los nadadores de cada calle y busca el carril que más se ajusta a tu nivel. De esta manera no molestarás a los demás nadadores y tu rutina irá mejor.

Cómo descansar en una piscina pública

Si mientras estás nadando necesitas descansar no te quedes en medio sino en el extremo del lado que esté vacío. Así evitaras posibles patadas de los que están nadando. Y si quieres salir a nadar, no lo hagas si el otro nadador está dando la vuelta, trata de esperar a que acabe y sal después. Pero lo mejor es que sigas tu ritmo y no preocuparte de lo que están haciendo los demás atletas. No dejes que el entreno de los demás interrumpa el tuyo.

Señalizaciones de las piscinas públicas y consejos

Las banderas que hay en las paredes de la piscina son para marcar donde te encuentras en cada momento mientras nadas. De esta manera podrás darte cuenta de las brazadas que das hasta llegar a la pared para que no te pegues contra ellas.

Por último, otra recomendación que tenemos es que si quieres llevar a tus hijos a nadar, o a niños en general, los lleves a una piscina especial para ellos (de un tamaño más pequeño) y equiparlos con los elementos de seguridad necesarios para asegurarte de que no sufrirán accidentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Contáctanos