¿Qué tamaño de piscina es el más adecuado acorde a mis necesidades?

Esta es una de las preguntas que recibimos más habitualmente en Piscinas Lara, tanto por parte de personas que aún no tienen piscina pero desean tenerla como por parte de quien sí tiene piscina pero le gustaría ampliar su tamaño. No se trata de una pregunta cuya respuesta sea fácil, pero intentaremos abordarla de la forma más sencilla posible.

Comenzaremos con algunas preguntas: ¿Cómo te ves cuando piensas en tu piscina? ¿En esa imagen, cuánto ocupa la piscina y cuánto ocupa el resto del patio? ¿Hay otros elementos en el patio junto con la piscina, como una barbacoa o una caseta para tu mascota?

Si bien tu piscina puede ser tan grande como lo permita tu patio y tu presupuesto, responder a estas preguntas te ayudará a entender qué es lo que deseas conseguir en primer lugar.

 

¿Cuál es el objetivo de construir una piscina?

 

¿Qué sueño te condujo a la decisión de ser propietario de tu propia piscina? ¿Te imaginabas descansando junto a un hermoso oasis con sonidos de cascadas mientras absorbías los rayos del sol y bebías de una copa con sombrillita? ¡No necesitas una piscina grande para eso!

¿Sientes que tus hijos se merecen tener un lugar sólo para ellos en el que puedan nadar, chapotear y jugar? Una piscina ideal para este objetivo sería un poco más grande, con una combinación de distintas profundidades, en el lado más profundo podrán bucear mientras que en el lado menos profundo podrán jugar a todo tipo de juegos.

¿Tu jardín va a ser el lugar de reunión del vecindario? ¿Serán tus fiestas en la piscina las que te catapultarán hacia la popularidad en tu entorno social? Es genial tener una piscina enorme para cumplir ese sueño, pero a menudo la mayoría de las personas que se bañan en este tipo de eventos no suele ser por mucho tiempo, ni requieren de tanto espacio.

 

¿Más piscina o más patio?

 

Por mucho que desees una piscina, no olvides que la mayoría de las personas (y especialmente los invitados) pasan más tiempo en el patio/jardín que en la propia piscina. Y seguro que lo último que quieres sentir es que no tienes suficiente espacio para disfrutar de tu patio desde que has construido esa enorme piscina, así que ¡no intentes jugar al tetris! Intenta que el resultado quede lo más natural posible, dentro de las posibilidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *