¿Qué es el ácido muriático y para qué sirve?

Si los niveles de alcalinidad de tu piscina están constantemente echando a perder el equilibrio de los químicos presentes en tu piscina, puede que sea hora de recurrir al ácido muriático para conseguir disminuir de una vez por todas la alcalinidad de tu piscina. Todo lo que necesitarás será un cubo, algunas precauciones de seguridad y un poco de paciencia.

Aprender sobre química de piscinas es sin duda una tarea abrumadora. Pero con respecto a la alcalinidad en concreto, una de las cosas más importantes que debes recordar es que si no te corre prisa arreglarlo, los niveles de alcalinidad tienden a estabilizarse poco a poco cuando se disparan.

No obstante, dejar la piscina a su aire esperando día tras día a que los niveles de alcalinidad bajen no es recomendable por diversas razones, como las algas (que pueden convertirse rápidamente en un problema cuando tu piscina sufra de niveles altos de alcalinidad).

Cuando el pH de tu piscina es alto carece del equilibrio idóneo de acidez. Cuando esto sucede, el agua se vuelve blanda, escamosa y propensa a la acumulación de calcio. En este estado, el agua puede llegar a obstruir el filtro y tu desinfectante tendrá que trabajar más (lo que te obligará a añadir más cloro). La alcalinidad es la propiedad que contribuye a estabilizar el nivel de pH de tu piscina, lo que significa que si el nivel de alcalinidad aumenta también lo hará el nivel de pH (y si se reduce, el nivel de pH también disminuirá).

Mantener la alcalinidad de tu piscina bajo control contribuirá a mantener su nivel de pH bajo control, pero en algunas ocasiones puedes encontrarte con un pH bajo y una alta alcalinidad. ¿Por qué ocurre esto?

Por lo general, este problema aparece cuando echas demasiado ácido cianúrico a tu piscina. Usar un estabilizador de cloro en tu piscina es importante, pero usarlo de forma incorrecta afectará negativamente al equilibrio químico del agua. Es complicado tener todo bajo control en todo momento, pero con algo de práctica y los consejos de nuestro equipo serás capaz de dominar la química de tu piscina por completo.

Por último, no olvides que el ácido muriático es extremadamente corrosivo. Puede quemar tu piel en segundos, y los vapores que desprende pueden causarnos problemas respiratorios graves. Así que si te planteas manejar tú mismo este químico, ¡hazlo habiendo tomado las debidas precauciones!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *