Para seguimiento de su pedido por favor enviar un mail a pedidos@piscinas-lara.com | El envío a Península tarda un mínimo de 5 a 7 días hábiles. Descartar

¿Por qué el agua de mi piscina está adquiriendo un color violeta?

Si observas indicios de tonos oscuros y de color púrpura oscuro que recubren las paredes de tu piscina, lo más probable es que se trate de un problema mineral. Si te preocupa que las manchas se vuelvan permanentes, no te preocupes, ya que la solución es relativamente rápida.

A continuación, te explicamos cómo puedes volver a conseguir que el agua de tu piscina vuelva a estar clara y refrescante.

 

Problemas de minerales en la piscina

 

Las piscinas pueden contener varios minerales que pueden afectar la composición del agua. Hay dos tipos de minerales que causan principalmente que las piscinas se vuelvan de color púrpura: el manganeso y el cianurato de cobre. Ambas son manchas minerales de color púrpura, pero los colores pueden variar según la concentración de los minerales que interactúan con el cloro en tu piscina. El cloro agregado a la piscina puede oxidarse con los metales y causar una reacción notable en el agua.

 

Tratamiento de manganeso para piscinas

 

El manganeso puede causar manchas en el yeso de la piscina y en la lechada de los azulejos. La corrosión del acero inoxidable y los bajos niveles de calcio pueden mantenerlo en un estado de suspensión, pero si no se trata puede afectar con el tiempo a la mayor parte de la superficie de la piscina.

 

Tratamiento Cianurato Cobre para piscinas

 

Cuando el agua contiene altos niveles de ácido cianúrico (aproximadamente 100 ppm +) y cobre no quelado, la composición produce cianurato de cobre, que puede formar cristales de color púrpura a lo largo de la línea de flotación, las paredes y el fondo de la piscina.

El cianurato de cobre puede ser causado por la corrosión galvánica de los materiales en las piscinas de sal. Un método para evitar que se produzca esta coloración en las piscinas de sal es instalar un ánodo de sacrificio.

El ánodo está hecho de zinc, que no mancha y tiene más voltaje que otros metales, por lo que la corrosión galvánica lo golpea primero, en lugar de que las escaleras y otros componentes metálicos contribuyan al desgaste del cobre.

Si tienes altos niveles de manganeso o cianurato de cobre que empañan tu piscina con una especie de neblina púrpura, lo mejor que puedes hacer es contactar con un especialista que se ocupe de cortar el problema desde la raíz, para después ocuparte tú de hacer las labores de mantenimiento que se requieren para prevenir este problema en el futuro. Así que si deseas asegurarte de que tanto tú como tu piscina se mantienen sanos y conscientes, ¡controla tu agua constantemente!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *