Para seguimiento de su pedido por favor enviar un mail a pedidos@piscinas-lara.com | El envío a Península tarda un mínimo de 5 a 7 días hábiles. Descartar

Piscinas frías, los beneficios que aportan a nuestra salud

El veranito queda atrás, en un lejano pasado y ya no tenemos la posibilidad de disfrutar de las cosas que el clima veraniego nos aporta. Como por ejemplo bañarse en la piscina para refrescarnos cuando hace calor. Pero bañarse en una piscina con el agua fría tampoco es una mala idea. Te contamos por qué es beneficios para la salud bañarse en el agua fría.

Siempre hemos visto por la televisión como en otros sitios del mundo (como el norte de Europa o Rusia) las personas acostumbran a bañarse en aguas heladas. Y seguro que siempre has pensado que eso es inaudito. Pero lo cierto es que no tenemos ni idea de lo beneficios que es para nuestra salud nadar en agua helada.

Antiguamente no bañarse en aguas heladas era un síntoma de ser una persona débil, sin valentía. Todos conocemos la costumbre que tenían nuestros ancestros de realizar terapias en baños termales.

Los beneficios de bañarse en agua fría

Para empezar, bañarse en agua fría pone en alerta a nuestro cuerpo ya que al notar el cambio de temperatura nuestra sangre empieza a circular de forma mucho más rápida para conseguir aumentar la temperatura.

Nuestro sistema inmunológico mejora considerablemente ya que intenta protegernos de este efecto adverso y nuestro cuerpo comienza a fabricar más glóbulos blancos. De esta manera podemos también combatir bacterias y virus de nuestro cuerpo.

Tu piel mejorará de forma radical y la libido masculina también. Nadar en agua congelada aumentará la producción de testosterona.

Nuestro sistema respiratorio mejora también ya que al notar ese cambio nuestro corazón y pulmones empiezan a trabajar de forma más acelerada. Además, el efecto que tiene la temperatura baja sobre tus músculos hará que tus entrenamientos mejoren ya que hay una recuperación mucho mas acelerada al desaparecer todos los dolores e inflamaciones.

Tu estrés desaparece. Al meternos en el agua alarmantemente congelada nuestro cuerpo libera adrenalina. La adrenalina, que se desprende junto a otras hormonas de la felicidad, harán que te sientas mejor, elimines el estrés y por ende duermas mejor. Son todo beneficios.

Cuando tu cuerpo y tu circulación se acelera al intentar regular la temperatura también aumenta considerablemente la quema de grasas. Tu metabolismo cambiará a mejor.

Como siempre se ha dicho, el frío es juventud. Así que puedes hacer uso libremente de tu piscina tanto en verano como en invierno ya que como hemos visto son todo ventajas para nuestra salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *