Mantenimiento y limpieza de piscinas con tormentas y lluvias

El mal tiempo nos ha estado sorprendiendo últimamente con algunas tormentas y lluvias de agua con barro que ensucian nuestra piscina y entorpecen nuestros esfuerzos por realizar un mantenimiento y una limpieza perfecta de la piscina. ¿Qué debemos hacer cuando esto ocurre?

Lo primero que debemos hacer cuando las lluvias nos ensucian el agua es limpiar el agua de inmediato, antes de que la suciedad se transforme en un residuo y se quede incrustada en las paredes de la piscina y antes de que las algas comiencen a multiplicarse. Primero comenzaremos retirando todo lo que podamos de la superficie del agua con el recogehojas de superficie (o también conocido como bichero).

Si detectamos que el recogehojas no es suficiente para recoger la suciedad de las lluvias de barro podemos utilizar el skimmer. Después procederemos a vaciar los cestillos y quitar toda la suciedad que se haya quedado en la bomba. El fondo y las paredes de la piscina es muy importante y lo podremos limpiar con un limpiafondos. De esta manera tendremos una piscina que a simple vista está limpia, no obstante, aún nos quedan cosas por hacer.

Cómo mantener tu piscina ante los fenómenos meteorológicos

Después de dejar la piscina visiblemente limpia tendremos que añadir un alguicida al agua para eliminar las posibles algas que hay o que puedan crecer. Para conseguirlo también podemos utilizar cloro líquido. Tras añadir estos productos tendremos que encender la bomba de agua para que vaya removiendo el agua. La bomba de agua la dejaremos en funcionamiento por 24 horas. Ahora podemos revertir el flujo del agua para limpiar el filtro también. En el filtro de la bomba pueden quedar también algas.

Después de limpiar el filtro de la bomba de la piscina, no podemos olvidar enjuagar durante unos minutos. En caso de que no se haya limpiado por completo podemos repetir el proceso o hagamos algún paso adicional, como eliminar las burbujas de aire. Al día siguiente podemos volver a echar el alguicida y dejarlo actuar alrededor de 5 horas. Después será necesario añadir un clarificador para que todas esas algas muertas se concentren y podamos eliminarlas de forma más sencilla.

Después de añadir el clarificador, las algas se juntarán y podemos encender el filtro de la piscina para eliminarlas de forma más sencilla. En caso de que no hayamos realizado estos pasos a tiempo y la piscina se haya quedado verde tendremos que realizar estos pasos hasta que las algas se vayan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Contáctanos