Mantenimiento de piscinas sin contacto

Frenar la expansión del coronavirus es una responsabilidad que tenemos todos y a la que Piscinas Lara le da mucha importancia. Por eso es especialmente importante comenzar a crear nuevas costumbres que nos protejan y nuevas formas de trabajar que se ajusten a estas circunstancias. Hoy Piscinas Lara te enseña formas de mantenimiento de la piscina y sus instalaciones sin tener contacto con las mismas, desde casa y siguiendo un estricto protocolo de seguridad.

Lo primero que debes hacer es utilizar guantes y mascarillas para protegerte a ti y a los demás. Según las recomendaciones que hace la Organización Mundial de la Salud recomienda el uso de guantes y mascarilla para reducir y evitar el contacto del domicilio con el exterior. No obstante, no basta solo con llevar estos elementos de protección, sino que deben estar desinfectados ante de acudir a cada instalación. Este es el primer paso que ayuda la propagación del COVID-19.

El segundo paso es confirmar previamente la visita al domicilio donde tendremos que trabajar. Recomendamos que antes de que el técnico acuda a tu casa para realizar el mantenimiento avise por teléfono y confirme la visita. Cuando el técnico llegue, lo adecuado será que este avise por telefonillo de su llegada y proceda a acceder directamente al jardín donde se realizarán los trabajos de limpieza y mantenimiento. De esta manera, evitamos que los técnicos entren a la zona del domicilio del cliente y por lo tanto, evitamos el contacto.

Desinfección y limpieza de piscinas

La desinfección, limpieza y mantenimiento se hará en un nivel de 1-2 ppm de cloro libre residual para eliminar eficazmente todos los microorganismos y así evitar cualquier tipo de transmisión de virus a través del agua. Recomendamos comprobar los protocolos de cada comunidad autónoma para alcanzar los parámetros de conservación y mantenimiento del agua de la piscina.

Después de que se hayan realizado todos estos servicios, aconsejamos al técnico de mantenimiento dejar el parte de trabajo en el buzón para que los clientes puedan comprobar los servicios prestados. Sin embargo, si se necesita cualquier comunicación con el cliente, esta se deberá realizar a una distancia mínima de dos metros o mediante el teléfono o el portero automático.

Para finalizar, una vez realizado el trabajo se aconseja y recomienda al técnico desinfectar los guantes utilizados en el trabajo así como la ropa de trabajo y el calzado antes de acudir a prestar servicios a otro domicilio. Esto se hará lavando las prendas a una temperatura superior a los 60ºC y rociando las suelas del calzado con hipoclorito sódico mezclado con agua.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *