Mantenimiento de piscinas pequeñas: consejos y recomendaciones.

Las piscinas infantiles diseñadas para los niños tienen un tamaño reducido, por lo que, al contener muy poca cantidad de agua, se suelen ensuciar y calentar muy rápido. Es muy necesario un mantenimiento frecuente de la piscina pequeña ya que el agua de esta se suele convertir en un foco de bacterias y gérmenes. Para evitar que los pequeños se metan en una piscina sucia mejor escucha estos consejos de mantenimiento que te daremos a continuación.

Normalmente las piscinas pequeñas cuando las compramos no vienen con ningún tipo de depuradora o filtro. Si el agua se ensucia, lo que hay que hacer vaciarla y volver a llenarla. No obstante, esto no es algo muy conveniente ya que supone desperdiciar agua y esto no es bueno ni para tu cartera ni para el medio ambiente. Por esa razón, podemos aplicar algunas medidas básicas de mantenimiento que se suelen aplicar en las piscinas normales. Lo primero es gestionar el pH. Empleamos un tester (suelen ser baratos) y medimos el pH. Después toca regularlo vertiendo los productos necesarios para incrementar o reducir el pH.

El cloro es un elemento esencial en el buen mantenimiento de la piscina. Este químico desinfecta el agua y evita que crezcan microorganismos y bacterias. Para dispersarlo correctamente puedes meter un dosificador de cloro que flota en el agua y se depositan dentro las pastillas. Estas se van disolviendo poco a poco y mantienen el agua limpia y purificada. Hay dosificadores de cloro que permiten regular la cantidad de cloro que se disuelve en el agua abriendo o cerrando la boya según la cantidad que se desee.

Otros consejos para el mantenimiento de tu piscina pequeña

Otro consejo que podemos darte es que mientras no estés utilizando la piscina la tapes con un cobertor para piscinas para impedir que el sol penetre el agua y se produzcan algas. Del mismo modo, conseguirás que las impurezas del ambiente (hojas, polvo, insectos) caigan al agua. También puedes mantener el agua depurada y limpia con un filtro de cartucho. De esta manera filtrarás las partículas del agua pero también, al haber un movimiento o circuito en el agua, el cloro podrá mezclarse con el agua de la piscina.

Con estos cuatro consejos los más pequeños de la familia podrán disfrutar de una piscina limpia, sin impurezas y segura y tú podrás mantenerlos entretenidos durante el verano. Además, de esta forma evitarás gastarte demasiado dinero y desperdiciar mucha agua.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *