Mantenimiento de la depuradora

La depuradora es la parte esencial de la piscina que deberemos cuidar y mantener de forma adecuada. Este mecanismo, con filtrado de arena, se encarga de depurar toda la suciedad que existe en el agua y será tu mejor herramienta para mantenerla de una pureza y limpieza imprescindible para no poner en riesgo la salud de los que hacen uso de la piscina. Si tu depuradora es de arena, mucho mejor, ya que de esta manera conseguirás una limpieza más exhaustiva del agua.

La instalación de la depuradora debería realizarse en una superficie plana y firme, un entorno protegido de humedad, lluvia y baja temperatura y sobre todo, un lugar al que puedes acceder con facilidad a la hora de manipular este mecanismo. Además, el lugar donde instales da depuradora tendrá que ser uno que tenga buena ventilación para que la humedad no se acumule. Todas estas medidas garantizarán un mantenimiento más sencillo y por ende, una vida más larga de tu depuradora.

Tipo de depuradora. Pautas de mantenimiento

Hay dos tipos de depuradoras que puedes utilizar para la filtración del agua de tu piscina. Por un lado, las depuradoras de arena son aquellas cuya filtración es muy efectiva y su mantenimiento es bastante fácil de realizar. En comparación a las depuradoras de cristal, las depuradoras de arena contienen una cantidad de arena superior al vidrio. Además lo más aconsejable es cambiar la arena cada 4 años. Las depuradoras de cristal filtran también de forma muy efectiva, pero necesitan menos vidrio. Además, su duración es de casi 10 años.

En cuanto a las depuradoras de arena, antes de encenderlas, hay que asegurarse de que todas las mangueras están conectadas correctamente y de que la depuradora tiene toda la arena necesaria. El equipo debería estar conectado a una toma de luz. Estas depuradoras tienen seis modos de funcionamiento: filtrado, caudal, enjuague, residuo, recirculación y cerrado. El filtrado es el modo de funcionamiento normal y corriente, el modo lavado limpiará el filtro (será necesario realizarlo antes de ponerla en marcha).

Mantenimiento de una depuradora

El uso correcto de la depuradora es muy importante a la hora de mantener el agua de la piscina limpia e impoluta. Pero también es muy necesario el mantenimiento de la misma bomba de la depuradora para que no nos falle a la larga. Lo primero que deberemos hacer para un mantenimiento adecuad de la depuradora es apagar y desconectar por completo la bomba. La válvula deberá ser cerrada también para que no se escape el agua de la piscina.

Por último, lo siguiente que deberemos hacer es abrir la canasta del antefiltro y sacarla. En esta canastilla podremos encontrar toda la suciedad que se ha filtrado hasta ahora. Después tendremos que vaciar el agua de la canastilla y quizás cepillarla para eliminar de forma más eficaz la suciedad. Hay que ser un poco gentil para no estropear la canastilla y el antefiltro. Enjuagamos, dejamos los elementos de la bomba donde estaban antes de desmontarla y cerramos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Contáctanos