Intercambiadores de calor para la piscina. ¿Cómo funcionan?

Darnos un buen baño, sumergirnos en el agua, nadar un poquito, notar el frescor del agua, son siempre cosas que apetecen tanto en verano como en invierno. La época para bañarse no existe si tenemos un buen sistema de climatización para la piscina. Y esta es la función principal de los intercambiadores de calor.

Los intercambiadores de calor son necesarios si queremos transferir el calor desde el sistema de calefacción hasta el agua de la piscina. De esta manera podemos mantener el agua de la piscina caliente y bañarnos aún en épocas de frío. El intercambiador de calor funciona mediante el intercambio de calor entre un circuito primario (con calor) y otro secundario (la fuente fría que queremos calentar). El circuito de calor primario es aquel que lleva el agua que viene de la caldera, que es caliente y el secundario es aquel que lleva el agua de la piscina para calentarse.

¿Qué tipos de intercambiadores hay?

Los intercambiadores de calor se clasifican según el tipo de transmisión de calor: por conducción y por convección del fluido. Los transmisores de calor por conducción se realizan mediante la pared del tubo. Cuando las partículas chocan, la energía se propaga y de esta forma se conduce el calor. En el caso de la transmisión del calor por convección, el calor se mueve mediante el fluido. Los movimientos se pueden realizar o bien hacia la pared interna del tubo o bien desde la pared externa del tubo hacia el fluido exterior.

¿Cómo se instala un intercambiador?

Los intercambiadores se tienen que montar en una pared fija, tanto en modo horizontal como vertical. Si colocamos el intercambiador en posición vertical tendremos que colocarlo a dos ciclos de agua, como antes hemos dicho: a la bomba de piscina y a la caldera.

Otras formas de climatizar el agua de la piscina

Otra forma de calentar la piscina es mediante un calentador eléctrico. Este tipo de climatización supone una inversión menor y según el consumo eléctrico que tenga supondrá un gasto menor o mayor. El consumo eléctrico depende tanto de cada modelo como de la capacidad de la piscina. Es más rentable este tipo de calentador, pero no rinde tanto, ya que son capaces de subir la temperatura a un solo grado por hora.

La bomba de calor es de las formas de climatización más recomendadas, ya que su coeficiente es mucho mayor que los calentadores eléctricos. La bomba de calor puede aprovechar el 80% del aire con un consumo de electricidad muy bajo. Su coste no es demasiado alto, ya que con solo 2 € al día podemos calentar 50 m3 de piscina.

Si queremos instalar una bomba de calor tendremos que colocar el aparato en la parte exterior de la habitación técnica (donde están los demás dispositivos). Otra forma de conectar la bomba de calor es mediante el sistema Easy Connect. Este sistema conecta la bomba de agua directamente con el agua. Así no necesitaremos conectarla al sistema de filtración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Contáctanos