Para seguimiento de su pedido por favor enviar un mail a pedidos@piscinas-lara.com | El envío a Península tarda un mínimo de 5 a 7 días hábiles. Descartar

¡Inspecciona tu piscina antes de cerrarla a finales de verano!

Una inspección de tu piscina siempre puede ahorrarte mucho dinero a largo plazo. Porque a pesar de que todo esté pareciendo funcionar adecuadamente a simple vista, esto no significa que no existan problemas que deberían abordarse antes de que se conviertan en algo grave.

La mayoría de los propietarios comenzarán a cerrar su piscina a mediados del próximo mes. Por eso, queremos anticiparnos un poco para recomendarte que la inspecciones antes de echar el cobertor por encima y olvidarte de ella hasta la próxima primavera.

Cuando echas un vistazo por encima a tu piscina puede parecer que todo va bien. Y es que los riesgos  potenciales pueden ser difíciles de detectar para cualquiera que no sea un experto, por lo que te recomendamos que contrates los servicios de un equipo de inspección.

Una inspección de la piscina siempre puede ahorrarte mucho dinero a largo plazo, porque a pesar de que todo parezca ir como la seda, a lo largo del invierno un problema que no se haya detectado podría agravarse, requiriendo el desembolso de una cantidad de dinero mucho mayor a la que costaría una inspección.

 

¿Cómo funciona una inspección de piscina?

 

En una inspección de la piscina, la primera parte del proceso es comprender cómo funciona tu propia piscina. El equipo de inspección tendrá que obtener datos sobre los aspectos más finos de tu piscina, como su tamaño, profundidad, cuánta agua retiene, cuándo se construyó y si has tenido cualquier tipo de problema con ella en el pasado.

El inspector también analizará el equipo que tienes instalado para verificar si está actualizado. La base de tu piscina es importante, porque su estado general de salud puede determinar la vida útil de tu piscina al ritmo actual. Ya sean grietas en la pared, un sistema de filtración inestable o rasgaduras en el revestimiento, quienes inspeccionen buscarán cualquier cosa que pueda conducir a problemas futuros. Esencialmente, todo lo que hace que tu piscina funcione será analizado a fondo.

 

Si encuentran un problema

 

Si se encuentra un problema, no te estreses. En realidad, deberías sentirte aliviado de que se haya encontrado antes de que ocurriera algo catastrófico. Pídele a su inspector que te muestre y explique el problema y permítele recomendarte una solución que evite problemas a largo plazo.

Por encima de todo, te recomendamos que no ignores el problema, porque podría convertirse en algo más severo con el tiempo que exigirá el cierre de tu piscina en plena temporada y el desembolso de una cantidad de dinero mucho mayor. ¡Así que anota en tu agenda programar una inspección de tu piscina antes de cerrarla a finales de esta temporada!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *