Escaleras de fácil acceso a piscinas

Las piscinas son instalaciones que en muchas ocasiones no facilitan el acceso a las personas con movilidad reducida. Actualmente existe una normativa específica para facilitar el acceso libre a las piscinas públicas a personas con movilidad reducida o discapacidad. ¿Cómo podemos facilitar el acceso a las personas con movilidad reducida y qué requisitos tenemos que cumplir para cumplir con la normativa de piscinas públicas? Hay muchos tipos de accesos en el mercado.

Facilitar el uso de las instalaciones a los discapacitados es muy sencillo y hay muchas formas de hacerlo. Las posibilidades son múltiples: desde unos simples peldaños y unas escaleras que facilitan el apoyo a un elevador hidráulico o eléctrico según la necesidad que haya. Acceder a las instalaciones de una piscina de forma natural es muy importante y hay muchos métodos para muchos tipos de personas: minusválidos, ancianos, niños, adultos en forma física normal, etc.

Peldaños dobles de seguridad

Empezaremos con las formas más sencillas hasta las formas de acceso más elaboradas para necesidades más especiales. Los peldaños dobles de seguridad son fabricados con acero inoxidable, un material que resiste todas las inclemencias del agua de la piscina (humedad y productos químicos). Este sistema es muy económico pero sencillo. Instalar una escalera para apoyar en la pared o una escalera para apoyar en el suelo es una forma más elaborada de permitir un acceso más fácil.

Escaleras integrales

Las esclareas integrales son mucho más ergonómicas y sus peldaños son más amplios para garantizar una pisada más segura. Recomendamos unas escaleras que tengan los pasamanos también más amplios y una superficie antideslizante en los escalones. Recomendamos escoger unas escaleras con peldaños amplios de hasta 500 mm de ancho cubiertas por plástico antideslizante y con un tubo con un diámetro de unos 45 mm. De 4 a 8 peldaños serán suficientes según la profundidad del vaso. Son buenos para personas con movilidad normal, personas mayores que aún pueden moverse y para niños.

Elevadores hidráulicos

Los elevadores hidráulicos se denominan así, ya que su funcionamiento durante la bajada se realiza cuando los pistones se llenan de agua de la piscina. Para la subida, el sillón recupera su posición inicial vaciando los pistones. Los elevadores eléctricos funcionan con electricidad y pueden ser portátiles o móviles. Las sillas portátiles tienen un carro para transportarlas y se instalan mediante un anclaje al suelo. Los elevadores móviles no necesitan un anclaje y su batería es recargable. Es un tipo de elevador perfecto para utilizarlo en varias piscinas y desplazarlo cuando sea necesario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *