Consejos para hibernar la piscina

Hibernar la piscina es algo que la mayoría de los expertos recomendamos durante el invierno ya que de esta manera podemos ahorrar mucho dinero y olvidarnos del trabajo que conlleva mantenerla hasta volver a usarla en los meses de calor. En este artículo queremos darte algunos consejos para ayudarte a hibernar la piscina.

Lo primero que queremos destacar es que no es lo mismo dejar la piscina en funcionamiento que dejarla hibernar. Para que la piscina tenga un funcionamiento correcto los meses siguientes de calor debemos mantenerla adecuadamente. Pero, ¿qué químicos necesitarás?. Y lo más importante, ¿cómo se hace? En Piscinas Lara tenemos los consejos necesarios para que tu piscina luzca limpia durante todo el año, ahorres dinero y cuides el medio ambiente.

Hibernar la piscina y el medio ambiente

Hibernar la piscina es necesario y altamente beneficioso ya que al ahorrar agua ayudamos al medio ambiente, cuidamos nuestro bolsillo y nuestra piscina lucirá más limpia y se mantendrá mejor. Son todo ventajas.

La hibernación de la piscina debe comenzar en los meses en los que la temperatura bajará los 15ºC. Lo primero que debes hacer es limpiar la piscina y frotar con desincrustante (si lo vemos necesario) hasta que quede perfecta. El siguiente pas0 será hacer un análisis del pH y del cloro y corregir esos parámetros como hemos explicado anteriormente en otras ocasiones. También habrá que añadir un invernador. Después de añadir los químicos el filtro se deberá dejar en funcionamiento durante 8 horas para que se mezclen bien. Al día siguiente ese filtro se debe limpiar para dejarlo preparado.

Pueden haber dos opciones según la región donde vivamos. Si se da el caso de climas muy fríos lo recomendable es bajar el nivel del agua debajo de os skimmers, vaciar los conductos de agua y colocar un flotador de hibernación en caso de hielo. Pero si se trata de una zona con un clima moderado podemos dejar que de vez en cuando el filtro funcione para dejar fluir el agua y mantenerla limpia. Si vivimos en una zona en la que hay lluvias torrenciales podemos tratar el agua con cloro y analizar el pH cada vez que sea necesario. Pero hay un paso que no debemos olvidar: cubrir la piscina para que no caiga suciedad en el agua.

Recuerda que dejar hibernar tu piscina es casi tan importante como las preparaciones que hacemos en primavera para el verano. Cuidar de tu piscina te ahorrará todo ese trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Contáctanos