Cómo instalar un clorador salino y controlador de pH

Poner la piscina en perfectas condiciones es una de las prioridades de quien quiere disfrutar de una piscina limpia y con todo bajo control. La electrólisis salina es una de las formas más eficaces de mantener el agua de la piscina totalmente pura y desinfectada. Además del clorador salino también podemos complementar la limpieza del agua con otros sistemas de filtración y control. Hoy en día es muy importante mantener las bacterias a raya.

Herramientas y dispositivos de medición que necesitaremos

Para instalar un sistema de electrólisis salina necesitaremos también instalar una central de control del clorador salino y un electrodo o célula para la cloración salina. Además, para un buen control del pH necesitaremos una central y bomba peristáltica, un electrodo o sonda para detectar el nivel del pH del agua en todo momento, soluciones para calibrar el nivel, un depósito para almacenar el minorador y aumentador del pH y un tubo de PVC que sirve para el transcurso del minorador o aumentador.

¿Con regulación de pH o sin?

Ya descubrimos qué es y cómo funciona el pH en anteriores artículos. Es importantísimo en cualquier piscina, pero es especialmente importante cuando utilizamos un sistema de desinfección mediante cloración salina. Esto se debe a que las sales que desprenden los cloradores salinos afectan al nivel del pH y hay que mantenerlo en los niveles óptimos. Lo mejor que podemos hacer es adquirir un sistema de cloración salina que ya tenga incorporado un sistema de regulación de pH. De esta forma no necesitarás estar al tanto de añadir los minoradores o aumentadores de pH en caso de que sea necesario. Así nos quitamos una responsabilidad más y no tendremos que realizar un seguimiento exhaustivo del pH de la piscina.

Regulación de pH de forma manual

Sin embargo, no es necesario que el clorador salino incorpore un regulador de pH, ya que esto también lo puedes realizar tu mismo, si no te supone ningún esfuerzo. Si prefieres regular el pH de tu piscina de forma manual necesitarás hacer uso de los productos habituales de medición y además los químicos que necesitarás para regular (aumentando o disminuyendo el pH). Cada fabricante tiene sus recomendaciones, por lo que no todos los dispositivos de regulación funcionan igual. Esto dependerá del sistema de cloración salina que tengamos.

En ambos casos, tanto si preferimos un medidor y regulador incorporado al sistema de cloración salina como si queremos realizar este trabajo manualmente, obtendremos el mismo resultado si lo hacemos bien. Sin embargo, el nivel de esfuerzo y dedicación que emplearemos no será el mismo. Controlar el pH de forma manual requiere mucha constancia y seguimiento. Cualquier descuido puede costar el funcionamiento correcto del equipo de cloración salina.

Pasos a seguir

El primer paso para instalar el clorador salino, es preparar la piscina analizando los niveles de pH y cloro. Después, añadiremos sal según el volumen de la piscina. Después tendrás que cerrar el agua y su circuito para realizar el trabajo de fontanería. Tras la instalación de los elementos de fontanería deberemos instalar la célula en la tubería de retorno, colocar los collarines del porta sondas y el inyector, fijar los paneles del clorador y hacer las conexiones eléctricas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Contáctanos