¿Cómo climatizar una piscina?

Acaba el verano y para la mayoría de nosotros también acaba el disfrutar de un buen baño en la piscina. Pero esto no debe ser así. Podemos alargar mucho más la temporada de baño utilizando distintos métodos de climatización. Hoy te presentamos varias formas de calentar la piscina para que disfrutes de la temporada de baño durante más tiempo. Si no dispones de una piscina interior, estos consejos son los que necesitas.

Mantas términcas

Las mantas térmicas para la piscina, son uno de los sistemas de calefacción más económicos que existen para la climatización de tu piscina. ¿Cómo funciona? La manta térmica recoge el calor del ambiente y de la exposición solar y aísla ese calor manteniendo la piscina caliente. La ventaja es que este sistema es uno barato, en el que no hace falta emplear electricidad. La desventaja es que este sistema solo funciona cuando la piscina recibe un mínimo de calor.

Por lo tanto, lo recomendable es utilizar este método al principio del comienzo de la temporada veraniega, en primavera, cuando hace sol, pero no el suficiente para calentar la piscina sin una manta térmica. También es recomendable utilizar la manta térmica para guardar el calor cuando calentamos la piscina con otros tipos de sistemas. La manta térmica se debe instalar en la superficie del agua y ajustarla a las paredes para que no se pierda calor.

Calentador eléctrico para piscinas

El calentador eléctrico es otro sistema de calefacción, pero es un poco más caro que el anterior. Sin embargo, es muy sencillo de instalar y si tenemos algunas habilidades y conocimientos no necesitaremos contratar un técnico. Solo necesitaremos conectarlo al tubo de retorno en el equipo de filtración. En cuanto a la potencia, esta se deberá ajustar o establecer según los metros cúbicos de los que dispone la piscina. Por ejemplo, si la piscina es mediana, de unos 60 m3, necesitaremos 9 Kw, si es muy pequeña (20m3) necesitaremos tan solo 3 Kw. Pero si la piscina es muy grande (120m3) necesitaremos, por ejemplo 18 Kw.

Bomba de calor para piscinas

La bomba de calor para piscina, es una opción muy recomendable, por su rendimiento. Son capaces de calentar el agua mucho mejor que los sistemas anteriores y consumen muy poca electricidad. La bomba de calor debe situarse en el exterior de la habitación técnica y a poca altura de la superficie del agua, es decir, muy cerca, para tener al alcance el agua. Esto es porque deberemos meter parte del sistema de la bomba de agua dentro del agua. De esta forma no necesitaremos conectar la bomba en el sistema de filtración. No obstante, conectar la bomba al sistema de filtración también es una opción viable y que funciona muy bien también.

La energía solar para la piscina

La energía solar es un sistema de calentamiento que utiliza energía renovable, de forma económica y muy sencilla. La energía solar se transforma en calor para calentar el agua que circula por el sistema de filtración. Los paneles absorben la energía solar y el agua del filtro de la piscina se calienta formando un circuito continuo, similar al de la filtración del agua.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Contáctanos