Cómo cambiar el Baquacil por el cloro en el mantenimiento de tu piscina

Los productos químicos para piscinas a base de biguanida, como Baquacil y Soft Swim, pueden parecer excelentes al principio. No obstante, cuantos más los uses más dinero y tiempo necesitarás invertir a largo plazo para poder mantener limpia tu piscina. Hoy en Piscinas Lara, te explicamos cómo cambiar el Baquacil por el cloro, una opción mucho más recomendable.

Es importante destacar que el momento ideal para realizar esta conversión es en primavera, unos días antes de abrir la piscina de nuevo. Y lo que tendrás que hacer, te lo explicamos a continuación.

 

Deja de usar productos químicos a base de biguanida

 

Cuando estés listo para hacer la conversión, no eches a tu piscina más productos químicos a base de biguanida y deja que sus niveles bajen a 0. Si te preocupa el crecimiento de algas en el agua, puedes usar un alguicida que no sea de biguanida para cepillar las paredes y mantener limpia la piscina hasta que la biguanida desaparezca por completo de tu piscina.

 

Limpia tu filtro

 

La biguanida probablemente se haya acumulado dentro de tu filtro llegados a este punto. Si tu filtro es de arena, recomendamos cambiar toda la arena por completo. Si tu filtro es de cartucho, puedes reemplazar el cartucho por uno nuevo. Y en caso de que tu filtro lleve diatomeas, asegúrate de limpiar el tanque, y retirar por completo todos los diatomeas en polvo.

 

Ajusta el pH

 

Antes de añadir cloro a tu piscina, deberás ajustar su nivel de pH a 7.4 – 7.6 (probablemente usando un aumentador de pH. Si tanto tu pH como tu alcalinidad son bajos, puedes simplemente añadir alcalinidad para ver si puedes aumentar ambos niveles a la vez y matar dos pájaros de un tiro.

 

Últimos pasos

 

Ya sólo falta realizar un choque sin cloro, reajustar el pH y añadir el cloro. Para lo primero, asegúrate de que el choque no tiene nada de cloro. Esto es esencial. Y añade 2 kilos de choque por cada 40.000 litros de agua que tenga tu piscina. Cuando lo hayas echado, deja tu filtro funcionando durante al menos 48 horas ininterrumpidamente.

Después, verifica el nivel de pH y reajústalo según sea necesario (recuerda, a 7,4 – 7,6). Finalmente, introduce tabletas de cloro poco a poco hasta que cada una de ellas se disuelva completamente. Sigue echando hasta que alcances una lectura de cloro de 1ppm (partes por millón.

 

¡Y listo! No olvides que el cloro requiere de distinto mantenimiento que los productos químicos a base de biguanida, puedes encontrar toda la información que necesitas sobre el mantenimiento de tu piscina con cloro en otros artículos de nuestro blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *