Para seguimiento de su pedido por favor enviar un mail a pedidos@piscinas-lara.com | El envío a Península tarda un mínimo de 5 a 7 días hábiles. Descartar

Cómo afectan las altas temperaturas a las piscinas

Con el cambio climático las temperaturas aumentan cada vez más y a pesar de que esto alarga la temporada de uso de la piscina, es cierto que unas altas temperaturas pueden afectar negativamente al cuidado y mantenimiento de la piscina. Piscinas Lara quiere advertirte de estos problemas y ayudarte a mantener la piscina ante las altas temperaturas para que lo tengas en cuenta en verano.

La principal consecuencia de unas altas es la evaporación del agua

Esto supone un gasto mucho mayor para mantener el nivel del agua y reponer el agua que se va perdiendo. EL pH es otra víctima de las olas de calor. Si el pH no se mantiene entre los niveles recomendados de acidez y alcalinidad (7,2 y 7,6) la salud de los bañistas podría ponerse en peligro. La acidez del agua puede provocar irritación ocular y de la piel.

Si la calidad del agua cambia los microorganismos y las algas pueden comenzar a proliferar. Por ende, al verse afectados los niveles del pH, todos los productos que utilices para limpiar la piscina perderán su efecto y te verás en la necesidad de invertir más en productos para limpiar, filtrar y depurar la piscina y arreglar esos problemas causados por el pH.

Precauciones a tener en cuenta

En cuanto a las precauciones que hay que tomar o primero que hay que hacer, como anteriormente hemos mencionado, es vigilar que el pH se mantenga en sus limites recomendados. Pero en caso de que hayan aparecido algas y el agua no tenga la claridad a la que estamos acostumbrados, es tiempo de comenzar a tratar el agua.

El tratamiento de choque comienza con un cepillado de las paredes de la piscina para desprender todas esas algas que se han pegado. Lo segundo que haremos es comprobar el pH ya que si no es el correcto no podemos comenzar el tratamiento. Después hay que revisar el sistema de filtración para detectar cualquier anomalía y lo activamos para que funcione las 24h.

Tras revisar el pH y el filtro vertemos cloro y desinfectantes en una cantidad entre dos y cuatro veces superior a lo que normalmente estamos acostumbrados a emplear. Después de 24h aconsejamos revisar la bomba para quitar las algas que se vayan acumulando. EL penúltimo paso es utilizar un limpiafondos para recoger todas las algas restantes para que no vuelvan a reproducirse. Por último, recomendamos que le hagas una limpieza también al filtro para asegurar su funcionamiento correcto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *