Características de un buen revestimiento de piscina

El revestimiento de la piscina es importante, ya que le da el aspecto final, la estética, la calidad de los acabados. No obstante, el revestimiento de la piscina no es fácil de elegir y requiere un mantenimiento determinado según el material que escojamos.

Según el revestimiento que elijamos, su limpieza será más o menos sencilla, además de la acumulación de la suciedad (algas, moho, polvo), que también viene determinada por el material del revestimiento. La durabilidad del revestimiento también depende del material, ya que los hay más y menos resistentes. Por lo tanto, del revestimiento también depende el deterioro que surge con el tiempo. El sol, la suciedad y el agua son factores de los que depende la durabilidad. Por lo tanto, escoger el mejor revestimiento es muy importante y hoy te contaremos las características que debe tener.

Características de un buen revestimiento

La característica más importante de un buen revestimiento es que este sea impermeable para evitar en toda medida posible las fugas de agua, que con el paso del tiempo nos hacen perder mucha agua. Que sea fácil de limpiar es muy importante también. Algunos revestimientos (por ejemplo, los que llevan pintura lavable) son más fáciles de limpiar. No obstante, si tenemos azulejos la limpieza es más complicada, ya que se acumulan algas entre las piezas, en las juntas (también podemos acumular moho, algas, etc.).

Que el material sea resistente también ayuda a que la piscina mantenga su belleza por más tiempo. Los revestimientos de pintura, por ejemplo, se estropean con más facilidad y los azulejos, por ejemplo, pueden desprenderse con el paso del tiempo y pueden surgir fugas de agua. Además, mantener el revestimiento de la piscina no consiste simplemente en limpiarlo cada cierto tiempo. También necesitamos reparar de vez en cuando el revestimiento (pintando o cambiando piezas), ya que estas pueden estropearse a lo largo del tiempo. La fibra de vidrio, por ejemplo, no requiere demasiados cuidados.

En conclusión, hay muchos revestimientos que puedes escoger y debes tener en cuenta algunos factores como la limpieza y la manutención, pero también debes tener en cuenta el presupuesto que quieras gastarte a lo largo del tiempo. Por lo que, tendrás que pensar si prefieres un revestimiento barato al que tengas que ir reparando cada cierto tiempo o un revestimiento más caro que no te dé tantos problemas. También hay otros tipos de revestimientos más asequibles que son de una calidad óptima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Contáctanos