913 07 19 33     informacion@piscinas-lara.com     Portes Gratis a partir de 250€
913 07 19 33     informacion@piscinas-lara.com     Portes Gratis a partir de 250€
Close

Agua de la piscina blanquecina

Agua de la piscina blanquecina

Tener una piscina es un gran privilegio, pero aquellos que la tienen. También saben que supone añadir varias tareas diarias si lo que queremos es mantenerla la piscina limpia, desinfectada y con un buen aspecto. Agua verde, turbia, sucia, son algunos de los problemas más comunes a los que nos podemos enfrentar. Pero también es muy habitual tener el agua de la piscina de un color blanquecino. En este post hablaremos sobre las causas y las soluciones de este problema, para que el agua luzca cristalina y garanticemos la salud de las personas que se bañan.

Soluciones para el agua blanquecina en la piscina

Cuando detectamos que el agua de la piscina se pone blanca, debemos solucionar este problema lo antes posible, para evitar que un problema pequeño se vuelva uno más grande. Aunque tener el agua de la piscina de un color blanquecino no es habitual, este problema puede ocurrir de vez en cuando. La causa más común del blanquecimiento de la piscina, es que se desajusten los niveles del agua por falta de mantenimiento, o bien por un mantenimiento incorrecto. El cloro es la causa principal: este debe estar siempre entre 1 y 1,5 ppm. Si tenemos menos cloro del necesario, obtendremos este desagradable color en el agua.

Mantener el pH de la piscina

Un pH incorrecto del agua también puede causar este problema. Si se encuentra en un nivel superior a 8, conseguiremos que el agua se vuelva de un color blanquecino. La dureza del agua es otra razón muy común de este color. El agua será muy dura si tiene una cantidad superior de calcio y magnesio. Estos elementos deben encontrarse entre 175 y 300 ppm. Cuando depuramos la piscina por un tiempo inferior al indicado también podemos conseguir ese color del agua. En pleno verano, cuando las temperaturas aumentan y recibimos demasiadas personas para bañarse, podemos aumentar la posibilidad de que esto ocurra. En este caso deberíamos aumentar el tiempo de filtración.

Filtrar el agua de forma incorrecta es otro de los errores que podemos cometer. Por lo tanto, el filtro de agua de la piscina debe estar siempre limpio para que este pueda funcionar correctamente y filtre toda la suciedad. Si la depuradora está desajustada, necesitaremos contar con una asistencia técnica profesional, para que esta haga su trabajo correctamente. Es importante mantener el pH del agua en un nivel de 7 y 7,5. Si tenemos el pH entre estos baremos, pero aún observamos que el agua está blanquecina, podemos comprobar el cloro y la dureza, comprobar las horas de depuración y el correcto funcionamiento del filtro.

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

× Contáctanos