Ácido cianúrico: ventajas e inconvenientes

El ácido isocianúrico y el cianúrico son elementos químicos aún muy desconocidos por las personas que tienen piscinas, sin embargo, es también un elemento muy efectivo para la desinfección. No obstante, aunque el método más habitual es el cloro, el problema del cloro es que se descompone de forma muy rápida a causa de la exposición a los rayos UV del sol junto con otros inconvenientes como la cloramina. El ácido cianúrico puede ser la respuesta para este problema y en este post te explicaremos el porqué.

Evitar la descomposición del cloro en el agua

Indiferentemente del método que utilicemos para desinfectar el agua de la piscina, todos los químicos o productos tendrán un compuesto común: el ácido hipocloroso. Este producto químico puede ayudar a que el ácido hipocloroso no se descomponga. El ácido isocianúrico es además un elemento químico que podemos comprar en su estado puro y que también lo podemos conocer como “estabilizador de cloro”. Sin embargo, aunque el ácido isocianúrico suele utilizarse en estado puro, también es muy habitual encontrarlo como un componente más que se encuentra en las propias pastillas de cloro.

Cantidad de ácido cianúrico que debemos utilizar

A la hora de mantener el cloro estabilizado para que este no se descomponga a causa de los rayos UV del sol, simplemente necesitaremos echar 1 gramo de ácido cianúrico por cada metro cúbico y por cada parte por millón. Por lo tanto, si una piscina mide 35 metros cúbicos, necesitaremos añadir 1050 gramos de ácido isocianúrico para llegar a las 30 partes por millón. Si embargo, la cantidad de ácido cianúrico que deberemos añadir también dependerá de la fuerza e intensidad de los rayos ultravioleta del sol. Por lo tanto, en algunos países lo recomendable es echar entre 20 y 50 ppm mientras que en otros países esta cantidad está prohibida. Mientras que en España lo recomendable es llegar hasta los 150 ppm.

¿Es recomendable usar ácido cianúrico?

Dosificar bien el ácido isocianúrico es muy importante para evitar los inconvenientes de este producto químico para piscinas. La principal desventaja del ácido isocianúrico es que si echamos demasiada cantidad el cloro pierde su eficacia a la hora de desinfectar el agua de la piscina. Otro inconveniente (y también ventaja) es que el ácido isocianúrico no desaparece del agua, por lo que, si se encuentra en las pastillas de cloro, al echar el cloro para desinfectar, aumentaremos la cantidad de ácido isocianúrico del agua. Y esto puede ser perjudicial para la salud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Contáctanos