5 Mitos comunes de mantenimiento de piscinas, desmentidos

Hoy en Piscinas Lara, analizamos algunos de los mitos más comunes de la piscina y la verdad detrás de ellos. La mayoría de los mitos discutidos aquí giran en torno a la calidad del agua, y aunque algunos tienen parte de verdad y otros son ciertos como la vida misma, existen otros que están bastante lejos de cómo funcionan las cosas en realidad. ¡Vamos allá!

 

El cloro volverá verde mi cabello rubio

 

«¡Pasé el día nadando en la piscina de mi amigo y ahora mis antiguos mechones rubios (naturales, por supuesto) son VERDES! ¡Su nivel de cloro debe estar muy alto para que eso suceda!”

No es el cloro en el agua de la piscina el que te pone verde el cabello, ¡sino el cobre! El cobre se introduce en tu piscina desde un «sistema mineral» o desde ciertos alguicidas a base de cobre. El cloro es el alguicida más efectivo que existe, por lo que si mantienes los niveles adecuados de cloro, de todos modos no tendrás necesidad de usar alguicidas. Los sistemas minerales se discuten en el mito 4.

 

Las piscinas de cloro huelen mal

 

Sí, estamos de acuerdo en que determinadas piscinas tienen un horrible olor a cloro. No obstante, una piscina bien mantenida no tiene prácticamente ningún olor. El «olor a cloro» en realidad proviene de las cloraminas combinadas (CC). Las CC se forman a medida que el cloro libre es «usado» por los compuestos orgánicos en el agua. Si solo estás probando el «cloro total», puedes pensar que sus niveles de cloro están bien.

Pero las CC no son buenas para sanear el agua y, de hecho, es necesario deshacerse de ellas. El sol también las quema, pero necesitas llevar el nivel de agua hasta el nivel de choque y mantenerla allí hasta que tenga 0 ppm de CC.

 

Los niveles altos de cloro causan erupciones, dolor de oído y ojos rojos que pican

 

¡Ay! Cuánto daño ha hecho este mito. Las erupciones y el dolor de oído generalmente son causados ​​por bacterias. Muchas veces las erupciones se desarrollan debajo del traje de baño, donde el ambiente es cálido y húmedo. Lo mismo para los oídos. Las bacterias entran al oído, el agua queda atrapada y las bacterias prosperan.

Para ayudar a prevenir las erupciones, debes enjuagarte rápidamente después de salir de la piscina. Puedes usar gotas comerciales que encontrarás en cualquier farmacia antes y después de nadar para ayudar a prevenir las infecciones de oído. Y en cuanto al picor de ojos, la mayoría de las veces los ojos rojos se deben a un pH inadecuado o niveles altos de CC.

Los sistemas minerales son buenos desinfectantes alternativos

 

Con todo el impulso de las cosas «naturales», uno podría concluir que un sistema mineral sería ideal para su piscina. Después de todo, los minerales son naturales y saludables, ¿verdad? No en este caso. Los minerales aquí se refieren a los metales plata y cobre. Si bien estos metales matan las algas, no ocurre así con el resto de contaminantes presentes en el agua.

Estos minerales no hacen nada para destruir estos otros patógenos. Todos los sistemas minerales se utilizan junto con el cloro, que está demostrado que mata todos los patógenos complejos que se encuentran en el agua, incluidas las algas. Así que si estás usando cloro de todas formas y mantienes las proporciones de manera adecuada, no necesitas los «minerales» agregados y, de hecho, pueden causar problemas propios, como las manchas y el cabello verde al que hemos hecho alusión al principio.

 

Espera una hora después de comer para entrar a la piscina, o sufrirás un calambre y morirás

 

¿Realmente puedes morir por nadar demasiado pronto después de comer? No es probable. A medida que tu comida se está digiriendo, más sangre va al estómago y otros órganos digestivos para acelerar el proceso. Esto significa que hay menos sangre para tus músculos.

Si estás usando tus músculos más de lo que tu cuerpo puede manejar, puedes tener un calambre. Sin embargo, si comes una comida sensata y esperas un tiempo antes de regresar al agua, incluso el riesgo de sufrir calambres es muy bajo. Ahora, si consumes una comida de siete platos adecuada para Enrique VIII e inmediatamente comienzas a nadar una maratón, ¡podrías tener un resultado diferente!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *