Para seguimiento de su pedido por favor enviar un mail a pedidos@piscinas-lara.com | El envío a Península tarda un mínimo de 5 a 7 días hábiles. Descartar

3 Razones por las que tu piscina necesita luces LED

Si has estado limitando tu horario de baño a las horas del día, has estado perdiéndote la mitad de la diversión. Pero nadie quiere nadar en una piscina oscura. ¿Quién sabe lo que puede estar al acecho en el fondo? Hoy en Piscinas Lara nos hemos propuesto convenceros para colocar unas cuantas luces LED en vuestra piscina. ¿Cómo lo haremos? ¡Sigue leyendo para descubrirlo!

 

¿Cómo funciona una luz de piscina LED?

 

Si estabas acostumbrado a las características de las bombillas alógenas, debes saber que no todas las bombillas son iguales. Y no se trata sólo del ahorro o la eficiencia. Las bombillas LED son muy superiores a sus antecesoras, tanto en relación a las opciones estéticas que ofrecen como en el resultado de la iluminación en general.

Una bombilla incandescente de 100 vatios, por ejemplo, utiliza la electricidad que fluye a través de un filamento interior para producir luz y un poco de calor. Utiliza 100 vatios de energía por cada hora que está encendida. Multiplica esto por la tasa de vatios que te cobra tu proveedor de energía y sabrás cuánto te costará dejar esa luz encendida.

Las luces de piscina LED cambiaron el juego. Los LED no tienen filamentos y, en efecto, son semiconductores pequeños y ligeros. La corriente eléctrica pasa a través de un microchip que ilumina el LED. Han incorporado disipadores de calor para mantenerlas frescas, al tiempo que mejoran su brillo y vida útil. Y en la mayoría de los casos, una bombilla LED no consumirá más de 20 vatios de energía por hora.

 

Menor energía y calor

 

Debido a su menor potencia en vatios, una piscina con luces LED gastará mucha menos energía que una bombilla alógena. Pero no solo eso, a pesar del menor consumo de energía por bombilla y los disipadores de calor incorporados, producen una luz más brillante de la que podrían conseguir bombillas alógenas.

Una luz de piscina LED de 30 vatios puede producir el mismo brillo que una bombilla incandescente de 200 vatios, sin el alto consumo de energía o el calor potencialmente peligroso.

 

Mayor durabilidad

 

No importa qué sea en realidad lo que compras cuando haces una inversión en equipamiento para tu piscina. Lo verdaderamente relevante es que se amortice con el tiempo, y en este sentido, la longevidad es un área en la que las luces LED para piscinas realmente brillan.

Una bombilla alógena promedio tiene una vida útil de alrededor de dos años. Pero una luz de piscina LED que produce la misma cantidad de luz, o más, mientras usa menos energía, tiene una vida útil de 15 a 20 años. Nada mal, ¿no?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *